×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

5 Platillos Navideños típicos de Jalisco

Elva Pérez Elva Pérez - SENIOR STAFF WRITER FOR GUADALAJARA SECRETA

Platillos Navideños Jalisco

La tradición de cenar en casa para Navidad está presente casi en todos los hogares mexicanos. Sin embargo, la cena cambia un poco de región a región, y estos son los platillos Navideños típicos en una cena navideña jalisciense.

A pesar de que la limitante de hacer grandes fiestas sigue en pie por Covid-19, la mayoría de las familias han decidido quedarse en casa para celebrar Navidad dentro del calor y la seguridad del hogar.

En muchas ocasiones las familias enteras participan en la preparación de lo que se cena en Navidad, y es por eso que nosotros te contamos cuáles son los platillos tradicionales.

La perla tapatía siempre incluye en sus alimentos ingredientes muy peculiares lo cual hace que el platillo sea muy popular, muchas veces replicado en el resto del país y se destaque por su sabor muy tapatío.

 

Platillos Navideños en Jalisco

1. Birria

Fue en el estado de Jalisco, específicamente en el pueblo de Cocula, donde nació este platillo como resultado del intercambio cultural entre la civilización indígena y la española en el siglo XVI.

Gran parte de los animales recién introducidos fueron bien aceptados por los que vivían en México. Sin embargo,  algunos se convirtieron en una auténtica molestia para los pobladores, como las cabras o los chivos.

Éstos llegaron en una época en la que la población indígena estaba viviendo un época difícil debido a las enfermedades provenientes de Europa, y mientras estos padecimientos los aniquilaban, las cabras empezaron a reproducirse rápidamente y a acabar con las cosechas.

Para evitar el hambre, los lugareños comenzaron a usar la carne de estas cabras como alimento y así fue como nació el primer guiso.

Para evitar los olores fuertes que se desprendían durante su preparación, optaron por cocinarla debajo de la tierra y después cocinarla con hierbas de olor.

Hoy en día, la birria no sólo se prepara con carne de cabra, sino también con cordero, cerdo, ternera, pollo e incluso pescado.

Además, para cumplir con la costumbre, en varios poblados todavía se prepara en horno bajo tierra, que consiste en hacer un hoyo, en cuyo fondo se acomodan piedras previamente calentadas y se coloca la cacerola o cuenco de barro el cual se deberá recubrir con hojas de maguey y sobre éstas se pone el chivo y su adobo de chiles.

La Birria es un platillo que se consume todo el año, pero muchas familias de Jalisco también la preparan como uno de los platillos navideños.

 

2. Pozole

Existen al menos 20 variantes de pozole. Sin embargo, la mayoría de las personas consideran que el Pozole estilo Jalisco es de los más reconocidos y nutritivos por ingredientes como el chile chilacate o la carne de cerdo.

La historia del pozole se remonta a la época prehispánica y era un platillo ceremonial para los aztecas, el cual sólo podía ser consumido por los sacerdotes de más alto rango y el emperador en ocasiones muy especiales, como algunos festejos religiosos.

Los aztecas consumían el pozole preparado con carne humana y es ahí donde radicaba principalmente el carácter ceremonial de este platillo ya que la carne humana provenía posiblemente de los guerreros que eran sacrificados en ritos de adoración al sol.

Tras la Conquista, los españoles sustituyeron la carne humana del pozole por carne de cerdo, pero a pesar del cambio de ingredientes, el consumo de este platillo se mantuvo entre los indígenas.

Este delicioso icono mexicano es también considerado uno de los platillos navideños en la zona del bajío mexicano, y hoy en día se sigue consumiendo en festejos a lo largo del país.

 

3. Carne en su jugo

En la mesa de los amantes de la cenas muy tapatías no puede faltar la tradicional carne en su jugo. Este guisado elaborado con trozos de res es icono de Jalisco y es un imperdible para quien visite el estado.

El origen de la carne en su jugo se ubica en Piedra Amarilla, municipio de Acatic en el estado de Jalisco.

El platillo consiste en un guiso de carne de res picada y asada en su propio jugo, frijoles de la olla y trozos de tocino previamente dorado; se acompaña con cebolla picada y cilantro.

Ésta delicia culinaria es el plato fuerte de muchas cenas navideñas en Guadalajara por su alta concentración de proteínas y sabor irresistible.

 

4. Caldo Michi

Para los que buscan algo no tan reconocido pero igual de delicioso está el Caldo Michi. Ésta sopa de pescado de agua dulce también se cuece en su jugo.

Tradicionalmente, se prepara con bagre o tilapia, y se acompaña de verduras cocidas como papa, chayote, calabacitas, jitomate y también tomate verde. Normalmente se acompaña con diferentes tipos de chile, limón y sal.

El caldo michi es originario de La Barca, Jalisco, en particular de la ciénega del lago de Chapala, y es otro de los tradicionales platillos navideños que están presentes en las mesas tapatías.

 

5. Jericalla

¿Y el postre? No puede faltar la jericalla, un postre hecho a base de leche, huevos, vainilla, canela y azúcar muy sencillo de hacer.

Existen muchas versiones sobre el origen de este postre. Sin embargo, la más popular es aquella que data en el sigo XIX.

El postre lleva el nombre del lugar en donde nació una de las monjas que cocinaba para los niños huérfanos del Hospicio Cabañas.

Jérica era el nombre de la región de donde pertenecía esta novicia, un pueblo en la comunidad de Valencia en la comarca del Alto Palancia en España.

Actualmente la jericalla es reconocida a nivel internacional por su delicioso sabor y lo fácil que es su elaboración

Éste favoritos de los hogares mexicanos también es un postre muy consumido en temporada navideña.

Comer y Beber